Mascné

MASCNÉ

Como ya os he comentado en varias ocasiones, la piel de la zona que cubre la mascarilla se vuelve muy vulnerable, esto es debido al ambiente húmedo que se crea, dando lugar a brotes de acné, rozaduras, dermatitis de contacto, deshidratación y eccemas.

Las personas más propensas a desarrollar estos problemas cutáneos, son aquellas que ya tienen otros problemas de la piel como, rosácea, acné, dermatitis atópica o alergias, aunque nadie estamos exentos de padecer algunos de los efectos que causan las mascarillas.

A continuación os voy a dar algunos consejos para prevenir estos problemas asociados al uso de la mascarilla.

  • Limpiar e hidratar bien: sería conveniente hacerlo antes y después del uso de la mascarilla. Para ello debes usar limpiadores suaves, libres de aceites, hidratantes y sin perfumes.
  • Evitar el maquillaje: para evitar que se taponen los poros de la piel. En caso de usarlo, utilizar un producto adecuado que deje respirar a la piel y limpiar bien a la hora de retirarlo.
  • Evitar los productos irritantes: es conveniente evitar o limitar el uso de peelings químicos, exfoliantes, etc.

A pesar de estas recomendaciones, el acné puede persistir. En este caso hay que realizar tratamiento en cabina, que junto con el tratamiento domiciliario, se consiguen excelentes resultados.

En clínica AQUA tenemos los más actuales tratamientos dermatológicos, así como el producto apropiado y personalizado para cada tipo de piel.

Entradas relacionadas

Preferencias Privacidad
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestro enlace de privacidad.
Abrir chat
Hola,
bienvenido a la clínica AQUA, ¿En qué puedo ayudarle hoy?